DIÁLOGO NACIONAL EN NICARAGUA

Managua, 14 may (Prensa Latina) El Gobierno de Nicaragua mantiene la voluntad soberana de cumplir con todos los acuerdos que conlleven al desarrollo y la paz en el país, recalcó hoy a través de la Mesa de Negociación que mantiene con la oposición.

 

La delegación del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional (GRUN) de Nicaragua destacó el clima de respeto de la reunión celebrada este lunes, en la cual las partes debatieron diversos puntos de la agenda para las pláticas que buscan zanjar las diferencias a favor de la paz en este país.

Ratificó, una vez más, la voluntad soberana para cumplir con todos los acuerdos tomados y por concretarse, sobre la base del respeto a la Constitución.

'Nicaragua exige madurez y conductas serias. No es con disputas protagónicas entre los Miembros de la Contraparte, que se puede avanzar', enfatiza un comunicado emitido hoy por el GRUN.

Añade que el retraso calculado de los acuerdos sólo refleja cálculos mal intencionados, con agendas políticas desfasadas y ya fracasadas, que perturban más la confianza del pueblo.

Además, revela 'una conciencia nada cristiana, de intereses ajenos, que se propone generar y fortalecer escenarios, para provocar reacciones lesivas' al bien común y al interés nacional.

El pasado año grupos políticos internos y externos, junto a elementos del crimen organizado, perpetraron crímenes atroces que interrumpieron la paz y la seguridad de las familias nicaragüenses en virtud de un plan golpista, de acuerdo con denuncias.

Cometieron asesinatos, torturas, secuestros, violaciones, incendios, saqueos, destrucción de edificios, entre otros crímenes calificados.

El Ejecutivo cifró en 197 los muertos a causa de la intentona, y reportó otras 253 víctimas fatales en ese contexto, producto de la actividad delictiva común, accidentes de tránsito y otras causas.

La ola de violencia y la crisis sociopolítica desatada el 18 de abril también tuvieron un impacto negativo en la economía nacional, con pérdidas por el orden de más de 430 millones de dólares, según estimaciones del Banco Central de Nicaragua.

El febrero pasado, el presidente Daniel Ortega propuso reanudar un diálogo nacional para 'fortalecer la paz' y buscar una 'nueva ruta' a la crisis sociopolítica que vive Nicaragua.

'(Negociar) la consolidación de la paz en nuestro país para construir ese nuevo camino que mejore las condiciones para que el pueblo nicaragüense se pueda ir recuperando más rápidamente de los efectos del fallido golpe de Estado de abril', subrayó entonces el jefe de Estado.

Additional information