Written by EL ESPINAL
Hits: 305

Bogotá, 14 may (Prensa Latina) El homenaje a los líderes sociales distingue esta semana las sesiones del Congreso de Colombia, donde legisladores de diferentes bancadas les cedieron sus curules para denunciar el hostigamiento que sufren.

 

La mesa directiva de la Cámara de Representantes la víspera fue 'ocupada' por defensores de los derechos humanos, respondiendo a la iniciativa de los congresistas: 'Un líder en mi lugar'.

También en el Senado se programó para este martes una sesión con igual objetivo, en un contexto nacional signado por la escalada de crímenes contra líderes comunitarios, fundamentalmente indígenas, campesinos y afrocolombianos.

'Queremos mostrar la solidaridad que esta Cámara de Representantes y todos los partidos políticos tienen con las víctimas y con los líderes sociales que están siendo asesinados', expresó este lunes el presidente de esa corporación, Alejandro Carlos Chacón.

Hemos querido que ellos se sienten en las sillas del presidente y los vicepresidentes, en representación de nosotros y que el país tenga la oportunidad de oírlos, declaró.

Haciendo uso de esa oportunidad Aida Quilcué, consejera de la Organización Nacional Indígena, dijo que desde la asunción del presidente Iván Duque el pueblo Awá, en el departamento de Nariño, ha padecido 156 amenazas, más de ocho mil confinamientos y dos mil 400 desplazamiento.

Situación similar, reveló, se observa en los vecinos departamentos del Chocó y el Cauca, situados todos en la región del Pacífico colombiano.

Sobre el Cauca, acotó que a partir de la denominada Minga Indígena por reinvindicaciones de tierras se incrementaron las amenazas y la persecución contra los líderes de los pueblos originarios.

'El exterminio físico y cultural de los pueblos nativos avanza de manera sistemática, mientras nosotros luchamos por defender la vida y la Madre Tierra', manifestó Quilqué, perteneciente al pueblo Nasa de Colombia.
Category: