ÖZIL CULPA A SU PADRE DE SU MARCHA DEL REAL MADRID

Florentino Pérez saluda a Mesut Özil.

Fuente: AS

Día a día, el diario Bild va revelando nuevos pasajes de la biografía de Mesut Özil, que bajo el título Die Magie des Spiels (La magia del juego) saldrá a la venta en las librerías de Alemania el próximo jueves 16 de marzo. En el capítulo de hoy, salen a la luz los motivos que provocaron la salida de Özil del Real Madrid. Un episodio en el que su padre, Mustafa, tuvo un papel protagonista y que enturbió las relaciones del futbolista con su progenitor.

 

 

"Mourinho dejó el Real Madrid en 2013 y mi etapa allí acabó al mismo tiempo. Sorprendentemente. Hay muchas historias sobre mi salida", cuenta Özil. "Irme del Real Madrid fue la decisión más difícil de mi vida. Anhelaba ganar la Championscon el Madrid. Mi etapa allí no había terminado", lamenta el jugador, que culpa de su salida a la falta de experiencia de su padre al negociar con Florentino Pérez su renovación.

 

 

"Mi padre, como cualquier persona, no es perfecto y las negociaciones con [Florentino] Pérez y el Real Madrid le vinieron grandes. No fue una cuestión de avaricia. Sólo pedíamos lo que considerábamos justo y el Real Madrid no nos lo dio en su primera oferta", relata Özil sobre cómo se precipitaron los acontecimientos. El centrocampista explica que su padre "pensaba que sabía cómo hacer todo y no depender de la ayuda de un agente, pero no tenía experiencia suficiente negociando con grandes clubes y no supo cómo manejar la presión. Había sido importante que hubiese mantenido la cabeza fría".

El choque con Florentino y la promesa a Wenger

La forma que tuvo su padre de abordar las negociaciones supuso una fuerte fricción con Florentino Pérez y Özil reconoce que a Mustafa le faltó tacto para tratar con el presidente del Real Madrid. "Frente a un hombre como Florentino Pérez, que espera que la gente le baile el agua, la testadurez no es lo mejor", reconoce Özil, que vio peligrar su carrera. "Caí en desgracia ante el jefe del club aunque no había hecho nada. Podían mandarme a la grada por motivos extradeportivos y tenía que hacer algo por mi carrera".

 

Información adicional