EditorialSlideUncategorized

COLOMBIA, 馃嚚馃嚧 CON 50 MILLONES DE HABITANTES Y 38 MILLONES APTOS PARA SUFRAGAR, PUEDE DECIDIR EL FUTURO, Y NO QUE DECIDAN POR NOSOTROS

EDITORIAL

SEG脷N EL PACTO HIST脫RICO, SON MAYOR脥A EN POL脥TICA, PERO LA ARITM脡TICA NOS MUESTRA OTRA COSA

HOY APARECE UNA FUREZA CON 5 MILLONES 500 MIL VOTOS Y SE ADJUDICA LA REPRESENTACI脫N DE COLOMBIA CON EL 14,47% 

驴ESTO ES DEMOCRACIA?

Que Colombia 馃嚚馃嚧 no se asuste y mucho menos que piense que la izquierda radical va a gobernar a煤n. S贸lo eligieron Congreso, C谩mara y Senado, all铆 vamos a ver de verdad cual es el cambio que Colombia 馃嚚馃嚧 va a empezar a dar. Todas esas historias del pa铆s de las maravillas que nos vendieron en 茅poca electoral, ya no hay disculpa, son parte de una fuerza que deber谩 mostrar resultados, s铆, una fuerza necesaria para que empiecen a presentar proyectos en beneficio del pueblo. Ya no hay disculpas de entrar a decir que 鈥渃omo no somos una fuerza significativa, nos engabetan los proyectos y no pasan los debates en C谩mara y Senado鈥.

Siendo conscientes de que muchos de esta nueva fuerza pol铆tica llegan sin saber el procedimiento parlamentario y su manejo. As铆 se ha observado en algunos aspirantes que llegaron sin saber lo que tienen que hacer, pero all铆 aprender谩n y esperamos que el tiempo no se les vaya en solo aprender las din谩micas de legislar en nombre de las clases populares que los auparon.

Colombia 馃嚚馃嚧 preocupada, esa misma que lucha por una empresa, peque帽a o micro empresa, por el mantenimiento y conservaci贸n de la institucionalidad y la democracia.

Colombianos, a煤n se pueden salvar la Democracia y la libertad. Salgamos todos los 38 millones habilitados para votar y demos ese voto de confianza a la mejor propuesta de gobernabilidad y eficacia en administraci贸n estatal.

Dejemos las indiferencias, los egos y las disputas personales. Empecemos por cambiar en lo personal y dar lo mejor de cada colombiano y colombiana. Escribamos nuestra propia historia y no dejemos que nos arrebaten lo poco que tenemos en libertades y democracia.

Soy emigrante, pero con la misma idea del salm贸n, volver茅 a mis or铆genes, a vivir mis 煤ltimos a帽os en mi querida Chibchombia, y quiero una Colombia en paz, como hoy viven muchos europeos a excepci贸n de Rusia 馃嚪馃嚭- Ucrania 馃嚭馃嚘. 

Sue帽o en una Colombia convertida en ese para铆so que es, pero en paz y en tranquilidad, respet谩ndonos los unos a los otros con tolerancia. Somos nosotros mismos quienes tenemos que cambiar esa Colombia que hoy est谩 polarizada en medio del odio por las diferencias de ideolog铆as y posici贸n social.

La historia nos relata los cambios de las naciones. Unas son pr贸speras, saliendo de los peores tiempos e incluso de la guerra y las dictaduras ej: Alemania, Francia o Espa帽a, para no irme muy lejos, que vivi贸 la guerra civil, lleg贸 el Franquismo y pas贸 por una dictadura militar, similar a la de Alemania 馃嚛馃嚜. Vivieron penurias y  una transici贸n hacia la democracia que dur贸 unos 10 a帽os (hasta su entrada en la Uni贸n Europea). Desde entonces se han venido turnando el poder entre liberales (PSOE) y conservadores (PP). A pesar de que la izquierda radical ha intentado entrar, no la han dejado, entr贸 a medias y fue un fiasco (ingresen a Google y lean en los diferentes medios lo que nos cuentan de Podemos, Izquierda Radical). Han  cogobernado con el socialismo de 铆ndole liberal, pero las instituciones que salvaguardan las leyes y la constituci贸n son vigilantes. Investiguen con qu茅 promesas llego Pablo Iglesias a ser socio de gobierno y c贸mo cambi贸 de estatus y vivienda en cuanto lleg贸 al poder. 

La izquierda radical que gobierna desde hace unos 20 a帽os hoy en  Europa es Rusia 馃嚪馃嚭, y estamos viendo sus alcances, dirigidos por un gobernante opresor, eg贸latra y codicioso por abarcar poder a trav茅s de la fuerza, sin importar lo humano. Miles de ucranianos e incluso rusos que no comulgan con sus pol铆ticas salen en busca de refugio, los medios censurados, a quien proteste le encarcelan. No hay revueltas protestando en favor de los derechos humanos o la libertad de expresi贸n que est谩 en la carta del derecho internacional del 1948. Es m谩s, los ciudadanos rusos est谩n aislados de las comunicaciones y tienen suspendidas las redes sociales. No hay informaci贸n de la verdadera situaci贸n que viven sus vecinos los ucranianos e incluso de la familia que algunos tienen al otro lado de la frontera. Su gobernante lo impide para seguir perpetuado en el poder. Algunos magnates rusos en el exterior piden su cabeza. Lo 煤ltimo que se ha visto de Putin ha sido en un estadio con cerca de 200 mil rusos ovacion谩ndolo, sin saber a ciencia cierta la suerte que corren sus seres queridos al otro lado de la frontera o cu谩ntos efectivos militares han perdido y la moral de los militares por el suelo. Eso no lo dicen all铆.

Si pasamos al continente americano vemos una Venezuela que cay贸 en la izquierda radical y qued贸 anclada en su dominio por m谩s de dos d茅cadas sin soltar la gobernabilidad, aplicando pol铆ticas que afectan directamente al pueblo de a pie. Los grandes l铆deres, miembros del poder legislativo, constitucional y militar arrodillados a un r茅gimen que les organiz贸 su vida salarial, e incluso participan en negocio de minas de oro y narcotr谩fico para comprometerles con el r茅gimen y que se sientan parte de 茅l. Hoy, esas riquezas en bancos Rusos 馃嚪馃嚭no ser谩n devueltas, y el pueblo muriendo de hambre, la prensa amordazada, los l铆deres pol铆ticos de otros bandos apresados por buscar la democracia y denunciar las malas pr谩cticas del r茅gimen dictatorial en contra de su mismo pueblo etc. 

Nicaragua, 馃嚦馃嚠 con Daniel Ortega desarrollando el mismo modelo pol铆tico que opera en Venezuela 馃嚮馃嚜, y as铆 van, seg煤n ellos es la lucha por la revoluci贸n en Am茅rica, acabando con  las econom铆as y s贸lo lucr谩ndose de manera contundente sus familias e hijos, estudiando y viviendo en mansiones en la potencia econ贸mica, EEUU, potencia de la que en 茅poca electoral lanzan improperios por ser una econom铆a boyante  y sostenible 

Cuba, 馃嚚馃嚭 la meca del comunismo americano, all铆 ocurre lo mismo, hoy el que proteste por democracia le detienen y va directo a la c谩rcel, no hay libertad de expresi贸n ni de pol铆tica, solo rige el poder de la dinast铆a de los Castro. La mayor铆a de cubanos se ha ido lanzado al mar para llegar a EEUU en busca de un mejor sue帽o y all铆 lo han hecho realidad. Muchos de ellos son los que sostienen lo poco que queda all铆 del cubano normal y corriente, con env铆os cada mes de remesa a sus familias. En la Cuba comunista de los Castro son solo ellos quienes viven bien. Entre a YouTube y vea c贸mo es Cuba y c贸mo se vive all铆 馃憠 馃嚚馃嚭 

Aprovechen los medios y canales de informaci贸n que nos acercan al mundo 馃寧real. Vean a los pa铆ses del comunismo, investiguen un poco y saquen sus propias conclusiones.

Los medios de comunicaci贸n tenemos el deber y responsabilidad social de comunicar y advertir de lo que pueda llegar a ocurrir. Luego que no pase lo que le ocurri贸 al pastor mentiroso,馃ぅ que ment铆a gritando en su aldea de que el lobo ven铆a 馃惡 y 隆El d铆a que lleg贸 nadie le crey贸! Los medios estamos advirtiendo,  luego no digamos que solo  estuvimos en silencio 馃か con temor a prevenir鈥

Pol铆tica – Am茅rica Latina

Por: Alfonso Wilches A.

饾懛饾拞饾挀饾拪贸饾拝饾拪饾拕饾拹 馃棡 饾悇饾悑 饾悇饾悞饾悘饾悎饾悕饾悁饾悑

饾懟饾挀饾拏饾拑饾拏饾拫饾拏饾拵饾拹饾挃  饾拺饾拹饾挀 饾拸饾挅饾拞饾挃饾挄饾挀饾拹 饾懍饾挃饾拺饾拪饾拸饾拏饾拲, 饾懍饾拲 饾懍饾挃饾拺饾拪饾拸饾拏饾拲 饾拝饾拞 饾挄饾拹饾拝饾拹饾挃!!!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Bot贸n volver arriba